sábado, 9 de septiembre de 2017

Coordina el Presidente Enrique Peña Nieto el apoyo a damnificados en zonas afectadas en Oaxaca por el sismo de ayer


La Marina atiende a los damnificados en Juchitán, en donde, dijo el Primer Mandatario, la prioridad es restablecer el abasto de agua y alimentos, así como la atención médica.


"La fuerza de este sismo fue devastadora, pero también estamos ciertos de que la fuerza de la unidad, de la solidaridad y de la corresponsabilidad serán mayores": EPN


  • El Gobierno de la República mantendrá coordinación con las autoridades estatales y municipales y no con liderazgos políticos, dijo.
  • Las Fuerzas Armadas y la Policía Federal iniciarán de inmediato las labores de reconstrucción, aseguró.
  • Decretó el 7 de septiembre como día de duelo nacional. Hoy, mañana y el domingo también serán días de luto en el país.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, recorrió hoy distintas zonas dañadas por el sismo ocurrido la noche de ayer en el estado de Oaxaca, en las que dialogó con personas afectadas y recibió los reportes de los daños ocasionados.

En Juchitán, Oaxaca, uno de los municipios más afectados por este sismo, el Primer Mandatario aseguró que las Fuerzas Armadas y la Policía Federal iniciarán de inmediato las labores de reconstrucción. En primera instancia, dijo, se levantará un censo de damnificados.

“Estamos comprometidos a apoyar de inmediato. Ya están llegando los primeros apoyos de agua, alimentación, servicio médico a través de caravanas médicas, y la luz eléctrica se viene restableciendo”, afirmó.

Indicó que la prioridad en Juchitán, donde la Marina atiende a la población damnificada, es restablecer el abasto de agua y de alimentos, así como la atención médica a las personas afectadas.

Puntualizó que para estas labores, el Gobierno de la República mantendrá coordinación con las autoridades estatales y municipales y no con liderazgos políticos. “No vamos a actuar a través de ningún liderazgo, porque lo más crítico es querer politizar y sacar ventaja política de esta condición de desastre”, subrayó.

El Titular del Ejecutivo Federal refirió que en momentos como éste, los mexicanos han demostrado que “la fuerza de la naturaleza puede ser devastadora, pero la fuerza de la unidad y la solidaridad de los mexicanos es mucho mayor”. Unidos, señaló, “habremos de salir adelante y superar este momento adverso”.

Reiteró el compromiso del Gobierno de la República de seguir trabajando, de apoyar a la población, de emprender acciones para la reconstrucción, “y que con este esfuerzo conjunto y en este frente común estemos superando este momento adverso”.

El Presidente Peña Nieto informó que el reporte hasta el momento es de 61 personas fallecidas a consecuencia del sismo: 45 en Oaxaca -36 de ellas en Juchitán-, 12 en Chiapas y 4 en Tabasco.

Expresó su solidaridad con las familias de quienes lamentablemente perdieron la vida a consecuencia del sismo, y de quienes resultaron afectados. Les reiteró que el Gobierno de la República les otorgará los apoyos necesarios para que puedan regresar a condiciones de normalidad.

Indicó que en este momento el esfuerzo se centra en la atención a la población damnificada, a efecto de garantizar que cuente con el suministro de satisfactores básicos y servicios de salud.

El Primer Mandatario dijo que la infraestructura hospitalaria en los estados afectados por el sismo no registra daños mayores. Sin embargo, recordó que en Juchitán colapsó el Hospital General, lo que obligó a reubicar a 85 pacientes a un sitio acondicionado para ello, y 12 más que serán trasladados al Hospital Militar de Ixtepec.

Informó que mil 140 escuelas, en 12 estados del país, resultaron afectadas: 6 de ellas en condiciones críticas, 30 con daños parciales y las 1 mil 104 restantes con afectaciones menores que de inmediato serán restauradas.

Destacó que en la región del Istmo de Oaxaca y en el estado de Chiapas no hay afectaciones mayores en la infraestructura de suministro de agua potable.

Aseguró que en el estado de Oaxaca no se registran afectaciones mayores en la infraestructura carretera.

El Titular del Ejecutivo Federal mencionó que ya se ha hecho la declaratoria de emergencia para los estados de Oaxaca y Chiapas, con lo que se ha dispuesto el abastecimiento de víveres para la población damnificada, así como la entrega de despensas, colchonetas, cobertores, kits de limpieza, agua, e insumos médicos.

Afirmó que en su recorrido por las zonas afectadas pudo apreciar la entereza y la fuerza de la población damnificada, “el deseo de regresar a sus hogares, y de solicitar la ayuda necesaria para poder reedificar los hogares que perdieron, y ahí estará la mano solidaria del Gobierno de la Republica”.

“Lo que me llevo hoy en testimonio de lo que pude apreciar aquí, en Juchitán, en esta región del Istmo, es la fortaleza que tiene nuestra sociedad, la entereza que tiene, y sobre todo esta capacidad de ser solidarios y de enfrentar en unidad este fenómeno de la naturaleza. Efectivamente, la fuerza de este sismo fue devastadora, pero también estamos ciertos de que la fuerza de la unidad, la fuerza de la solidaridad y la fuerza de la corresponsabilidad serán mayores”, expresó.

“Habremos de enfrentar la fuerza destructiva de este sismo con la fuerza constructiva de la unidad de los mexicanos, y especialmente de las poblaciones que resultaron mayormente afectadas”, añadió.

El Presidente Peña Nieto anunció que ha decretado el 7 de septiembre como día de duelo nacional, y que hoy, mañana y pasado mañana también, fueron decretados como días de luto en el país por las personas que lamentablemente han fallecido ante el embate del sismo.

Informó que ha dado indicaciones a los titulares de las Secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, para encabezar los trabajos de apoyo en esta región.

En la reconstrucción de viviendas, dijo, se trabajará con un doble mecanismo de ayuda: “uno a partir de aportar los recursos materiales y de construcción, y de acoger a la población que así lo quiera en el Programa de Empleo Temporal para reconstruir sus viviendas. O bien, el Ejército Mexicano ha dispuesto establecer algún modelo, algún prototipo de vivienda que pueda sumar a la reconstrucción. Habrá de disponer de ingenieros militares para apoyar la reconstrucción de vivienda, especialmente en Oaxaca, en la región del Istmo”.

El Presidente Peña Nieto pidió a la población estar atenta y alerta, a través de los medios de comunicación, “ante lo que podría ocurrir, que es una réplica en las siguientes 24 horas a partir de lo que sucedió en la madrugada de hoy. Se espera, y es predecible que en el margen o alrededor de las 24 horas, se presente una réplica sólo un grado menor a la intensidad que tuvo el sismo”.

También recordó que hoy por la noche “estará pegando el huracán Katia, y que especialmente en los estados de Veracruz, Puebla e Hidalgo la población debe atender las recomendaciones de protección civil”.

“Se han habilitado albergues, se han evacuado zonas de alto riesgo, ya está en marcha el Plan MX para la prevención ante la llegada hoy por la noche del huracán Katia”, añadió.

Agradeció “la solidaridad mostrada por amplios sectores de la sociedad mexicana que han venido preguntando cómo apoyar, en dónde hacerlo”. Informó que “se ha instaurado un sitio en el Campo Marte, convocado por el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), en donde se estará concentrando el aporte que la sociedad quiera hacer de distintos víveres, y que el Ejército Mexicano estará preparando para traerlo a esta zona damnificada, particularmente en la zona del Istmo y en el estado de Chiapas”.