martes, 25 de julio de 2017

Comunicado de Mons. Alfonso Miranda Secretario General y Vocero de la CEM

Ciudad de México a 25 de julio de 2017.

Es de su conocimiento, que el día de hoy, alrededor de la 1:50 de la mañana, en la puerta principal de la Conferencia del Episcopado Mexicano, explotó un artefacto, que por providencia de Dios, no afectó a ninguna persona.
Agradecemos  el apoyo y la solidaridad mostrada por parte de nuestros hermanos obispos, fieles, sacerdotes, instituciones, así como a muchas personas de buena voluntad que se han acercado a nosotros con genuina preocupación. También a las autoridades, tanto federales como locales, que han mostrado su apoyo y colaboración para aclarar este suceso.
Como órgano colegial de los Obispos de México, queremos hacer un llamado a la serenidad, la prudencia y al respeto de la vida humana y sus instituciones. Este hecho nos invita a reflexionar enfáticamente sobre la necesidad de reconstruir el tejido social, para propiciar un ambiente de seguridad para todos los ciudadanos.
Reiteramos la invitación a una conversión social para mirarnos como hermanos, y que cada ciudadano sea constructor de la paz en nuestro País y poder tener la garantía de una vida digna. 
Que Cristo, Príncipe de la Paz y Santa María de Guadalupe, nos iluminen para ser todavía más generosos en nuestra misión de generar una humanidad más justa y solidaria. Llamamos a todos a “vencer al mal con el bien” (Rom. 12, 21), como nos lo enseña insistentemente el apóstol San Pablo.

+ Alfonso G. Miranda Guardiola
Secretario General y Vocero de la CEM

Video: Conferencia de Prensa desde la Secretaría General de la Conferencia del Episcopado Mexicano

Nota informativa: sobre el incidente sucedido en la sede de la Secretaria General de la Conferencia el Episcopado Mexicano


jueves, 20 de julio de 2017

SEMAR en coordinación con Fuerzas Federales y de SP de la Ciudad de México repelen agresión de presuntos Narcomenudistas, en Tláhuac

COMUNICADO DE PRENSA NÚMERO 131/17

Ciudad de México a 20 de julio de 2017.- La Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR), informa a la opinión pública que en apoyo a la Procuraduría General de la República y de trabajos de investigación de la Policía Federal y de la Ciudad de México, hoy personal naval durante un patrullaje en inmediaciones de la Delegación Tláhuac, fue agredido por presuntos infractores de la ley, por lo que se repelió la agresión, resultado del intercambio de disparos, falleció probable imputado identificado como Felipe de Jesús “N”. 

Esta acción se llevó a cabo por trabajos de inteligencia de campo y gabinete, por lo que se tuvo conocimiento de la ubicación de integrantes de grupos de narcomenudistas, quienes operaban y presuntamente se dedicaban a la extorsión, secuestros y homicidios, en inmediaciones de la Delegación Tláhuac, Milpa Alta, Xochimilco e Iztapalapa, así como del presunto líder que operaba en esa área de la Ciudad de México.

El enfrentamiento se originó tras el seguimiento coordinado de Fuerzas Federales y de la Ciudad de México a presuntos infractores de la ley, en inmediaciones de la Delegación Tláhuac, el cual derivó en una agresión directa con armas de alto poder de los presuntos infractores contra Personal Naval. 

Con base en el Manual del Uso de la Fuerza de Aplicación Común de las tres Fuerzas Armadas, y con el fin de disminuir el nivel de la agresión y reducir el peligro de bajas de civiles y Personal Naval, éstas repelieron la agresión.

Esta acción permitió que Personal Naval controlará la agresión resultando de dicha acción que fallecieran ocho presuntos infractores de la ley, entre ellos Felipe de Jesús “N”, quien era cabeza de una organización delictiva extremadamente violenta y que operan en las delegaciones de Tláhuac e Iztapalapa. En el lugar se encontraron diversas armas largas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

Con estas acciones la Secretaría de Marina-Armada de México ratifica el compromiso que tiene con las familias mexicanas para mantener la seguridad en el país, en este sentido es importante mencionar que los elementos navales desarrollan sus operaciones en apego a procedimientos establecidos en el Manual del Uso de la Fuerza, de Aplicación Común a las Tres Fuerzas Armadas y en estricto respeto a los derechos humanos.

jueves, 6 de julio de 2017

La unidad de investigaciones especiales del Centro Católico Multimedial (CCM), emite su informe parcial de sacerdotes y religiosos asesinados en México hasta el 2017


La unidad de investigaciones especiales del Centro Católico (CCM), emite su informe parcial de sacerdotes y religiosos asesinados en México hasta el 2017.

México es hasta la fecha por noveno año consecutivo, el país más peligroso para ejercer el sacerdocio. Durante los últimos 26 años ya se registran 66 atentados contra miembros de la Iglesia Católica, de los cuales 60 son crímenes arteros, 2 corresponden a sacerdotes que siguen en calidad de desaparecidos y dos a secuestros frustrados.

Los recientes datos investigados, indican que de 1990 a 2017, la lista la encabeza 1 cardenal, 44 sacerdotes, 1 diácono, 4 religiosos, 9 laicos y una periodista católica.

El reciente asesinato del padre Luis López Villa, de la diócesis de Nezahualcoyotl, se suma a la larga ola de asesinatos de sacerdotes en México. En lo que va de este año 2017, son tres los casos registrados.

El primero de ellos se registró en enero del 2017, en contra de Felipe Altamirano Carrillo, sacerdote indígena de la prematura del Nayar, en Nayarit. El segundo asesinato del 2017 en el mismo mes de enero fue el caso del padre Joaquín Hernández Cienfuetes, de la Diócesis de Saltillo.

Con el actual asesinato del padre Luis López Villa, son ya 18 sacerdotes asesinados en lo que va del actual sexenio, superando los 17 casos del sexenio de Felipe Calderón.

CCM Redacción

Opinión: Violento asesinato de sacerdote de 73 años en la diócesis de Ciudad Nezahualcóyotl

Guillermo Gazanini Espinoza / CCM.

La muerte del padre Luis López Villa viene a enlutar a una diócesis que anhela la paz
.


El padre Luis López Villa, quien nació el 20 de enero de 1946 en Santiaguillo Michoacán, fue asesinado de forma brutal y artera al interior de su parroquia, San Isidro Labrador, en Los Reyes, La Paz, Estado de México. El sacerdote, ordenado el 18 de julio de 1985, próximo a cumplir 32 años de ministerio, se convierte en la víctima número 18 de clérigos asesinados durante el presente sexenio.

La zona oriente del Estado de México se ha convertido en tierra de nadie cuando vive entre el miedo y zozobra. Región sumida en la pobreza y control de grupos delincuenciales ha tenido notoriedad por las agresiones cometidas contra mujeres y niñas además de las desapariciones, robo de infantes, asaltos, amenazas a pequeños empresarios y desplazamientos de familias quienes ya no pueden vivir en Neza. Apenas la tarde del 3 de julio, una madre de 38 años y su hijo de 16 fueron salvajemente torturados y abusados sexualmente para después ser asfixiados y degollados al interior de su domicilio, crimen que no pasa desapercibido por la forma similar como fueron sometidas las víctimas en comparación con la muerte del padre López Villa.

Nezahualcóyotl, municipio gobernado por el Partido de la Revolución Democrática, presumió en 2016 de una reducción drástica en el índice de homicidios y muertes violentas; sin embargo, la realidad dice otra cosa. Siete de cada diez mujeres ha sufrido violencia mientras que se reporta, por lo menos, un asesinato cada 24 horas en la demarcación.

En 2016, se había denunciado la operación de diversos cárteles del narco quienes librarían una lucha encarnizada por la plaza mexiquense estratégica por su vecindad con la Ciudad de México. Operan células activas de La Familia Michoacana, El Cartel del Estado, La Empresa, Guerreros Unidos, La Nueva Empresa, Los Zetas y Caballeros Templarios. No es desconocido cómo pequeños comerciantes de las áreas limítrofes entre la Ciudad de México y Ciudad Nezahualcóyotl han sido blanco de extorsiones y levantones obligando a cerrar cientos de negocios imperando, además, los giros negros de trata de personas.

La muerte del padre Luis López Villa viene a enlutar a una diócesis que anhela la paz. Apenas comenzó la difusión a los fieles de la diócesis para acompañar a su pastor, Mons. Héctor Luis Morales Sánchez el próximo 23 de julio y caminar por la vida y la paz en familia. Bajo el lema “el respeto a la persona y su dignidad transforma la sociedad”, la diócesis de Nezahualcoyótl está convocada para manifestar esa urgencia de paz hasta el estadio Neza 86 y celebrar ahí la Eucaristía presidida por Mons. Morales Sánchez.

El luto de la diócesis vendrá a afianzar este deseo porque la sociedad mexiquense y del país entero está agobiada, fatigada y hasta el hartazgo por la falta de compromiso en el combate al crimen bajo cifras amañadas de las autoridades que afirman que todo va muy bien cuando, la realidad es otra. El llamado es enérgico, México huele a muerte y la sangre no deja de correr. Ahora es la de otro sacerdote que no debe quedar simplemente en la estadística de las víctimas de la violencia. Como todos los que han muerto trágicamente, ahora se convierte en el reclamo de un pueblo herido que ya no puede más, que quiere paz y seguridad.

Descanse en paz, padre Luis López Villa.

Condolencias del Card. Norberto Rivera por el asesinato del P. Luis López Villa de la Diócesis de Nezahualcóyotl



El Card. Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México, su suma al dolor de la Diócesis de Nezahualcóyotl.

El Card. Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado de México, su suma al dolor de la Diócesis de Nezahualcóyotl y de toda la Iglesia en el país por el asesinato del sacerdote:

Luis López Villa

Quien fue ultimado violentamente al interior de su parroquia San Isidro Labrador en la colonia Ejidal el Pino, del municipio de los Reyes la Paz.

El Arzobispo Primado de México se solidariza con el obispo de Nezahualcóyotl, Mons. Héctor Luis Morales Sánchez, y ruega a Dios nuestro Señor por el eterno descanso del sacerdote y la conversión de quienes perpetraron este condenable hecho, al tiempo que llama a las autoridades a llevar hasta las últimas consecuencias las diligencias para que este crimen atroz no quede impune.

Asesinan a sacerdote de Nezahualcóyotl; van tres en lo que va del 2017



El párroco de la iglesia de San Isidro Labrador, ubicada en la colonia Ejidal el Pino, del municipio de Los Reyes la Paz, Diócesis de Nezahualcóyotl, fue brutalmente asesinado la noche de este miércoles 5 de julio, así lo dio a conocer a Desde la fe el Obispo de esa Iglesia particular, Mons. Héctor Luis Morales Sánchez.

Explicó que el sacerdote, de 73 años de edad, era originario del estado de Michoacán, y respondía al nombre de Luis López Villa. “El sacerdote presentaba dos lesiones, una en el cuello y otra en el costado del lado izquierdo, producidas por un arma punzocortante”.

Dijo que el crimen habría ocurrido antes de las 20:00 horas de ayer. “Algunos testigos se dieron cuenta de que la puerta del templo estaba abierta y las luces encendidas, e inmediatamente llamaron a la secretaria, quien a su vez se comunicó con la policía y con otros miembros de la iglesia”.

Añadió que al lugar de los hechos llegó una patrulla municipal de los Reyes la Paz, el Vicario Episcopal, el P. Arturo Lázaro Barragán, y el decano, el P. Pedro Manzanero. 

La fiscalía estatal abrió la carpeta ECA/FHM/FHM/034/140422/17/07 para investigar el asesinato del P. Luis López, quien fue amordazado e inmovilizado de cuerpo y manos con cinta adhesiva, y posteriormente degollado.

Mons. Héctor Luis Morales Sánchez dijo estar a la espera de que en las próximas horas lleguen sus familiares para ponerse de acuerdo sobre dónde se llevarán a cabo los funerales y en qué lugar se le dará cristiana sepultura. 

Hasta el momento el cuerpo del P. Luis López Villa permanece a disposición de las autoridades para continuar con las investigaciones.

Por su parte, el P. Omar Sotelo, del Centro Católico Multimedial, explicó que van tres sacerdotes asesinados en lo que va del año y 18 en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Fuente: SIAME