martes, 7 de febrero de 2017

Declaración de la Soberana Orden de Malta sobre las prioridades de gobierno

Roma, 02/02/2017

El gobierno ha restablecido el liderazgo, en virtud de la Constitución de la Orden

En una conferencia de prensa celebrada hoy, el gobierno de la Soberana Orden de Malta ha expuesto sus prioridades tras la renuncia del Gran Maestre Frey Matthew Festing del sábado 28 de enero. El Gran Canciller, Albrecht Boeselager, ha afirmado: “Junto con el Lugarteniente ad interim, gobernamos la Orden conforme a lo que marca nuestra Constitución, unidos y de manera eficaz”.

El gobierno ha hecho hincapié en la lealtad que la Orden profesa al Santo Padre, y ha confirmado la voluntad de la Orden de colaborar con el delegado especial. En nombre del gobierno, Boeselager ha agradecido al Papa Francisco su labor de guía, que tanto ha ayudado a solucionar las crisis de gobierno. Ha señalado que, en todas sus decisiones, el Pontífice ha mostrado un gran respeto y atención por la Orden de Malta, reconociendo al mismo tiempo la soberanía de la Orden en todas sus acciones.

El gobierno ha querido también agradecer a todos los miembros de la Comisión papal la rapidez con la que han elaborado su informe, y ha lamentado las acusaciones, sin base alguna, de conflictos de intereses contra ellos vertidas.

Tal y como demuestra la crisis actual en Oriente Medio y el Mediterráneo, la labor de la Orden nunca ha resultado tan relevante y necesaria como en estos momentos. “No permitiremos que los recientes episodios vividos por el gobierno de la Orden nos distraigan de nuestra labor humanitaria y sociosanitaria”, ha afirmado DDominique de La Rochefoucauld-Montbel, Gran Hospitalario.

La renuncia del Gran Maestre abre una nueva etapa en la vida de la Orden, que con energías renovadas se concentrará plenamente en sus actividades de diplomacia humanitaria y de trabajo sobre el terreno.

Su soberanía y su red diplomática juegan un papel esencial en la labor de la Orden y en su capacidad de acudir en ayuda de los necesitados, y son un valor añadido para la Iglesia Católica. Una de las principales prioridades del gobierno de la Orden es reforzar la red diplomática y el abanico de acciones de los programas actuales de la Orden. El gobierno de la Orden seguirá centrado en la cooperación y la coordinación con ACNUR, la misión de Naciones Unidas en Libia, la operación naval Sophia en el Mediterráneo y la OIM, Organización Internacional para las Migraciones. Se está estudiando la evolución de la situación actual en Siria, y el gobierno está listo para aumentar su presencia local en ayuda de los necesitados, en cuanto sea posible. Uno de los equipos médicos de la Orden participa actualmente en una importante misión de formación a bordo del barco San Giorgio, que forma parte de la operación Sophia, cuyo objetivo es formar a los guardacostas libios y los miembros de la Marina libia en labores de búsqueda y rescate en alta mar. La labor humanitaria de la Orden de Malta llega a 120 países en todo el mundo, donde aproximadamente 100.000 personas, entre miembros, voluntarios y personal médico, entregan su tiempo y su esfuerzo cada día.

Es para nosotros una preocupación y un motivo de alarma la proliferación de un discurso discriminatorio hacia los inmigrantes, basado entre otros en sus países de origen. La Historia nos ha ofrecido ya numerosos ejemplos que muestran las dramáticas y monstruosas consecuencias de las políticas basadas en el origen o la raza. El gobierno de la Orden se posiciona también firmemente en contra de las violaciones, cada vez mayores, de los derechos humanos recogidos en las Convenciones de Ginebra, ratificadas por el conjunto de las naciones.

Albrecht Boeselager: “No solo estas normas son ignoradas cada vez más frecuentemente por actores estatales y no estatales, sino que están siendo públicamente cuestionadas y criticadas. Como observadores ante la ONU y otras entidades multilaterales, seguiremos alzando la voz en su defensa”.

La elección del sucesor del Gran Maestre se producirá en los próximos tres meses, como está previsto en la Constitución de la Orden de Malta. El Lugarteniente ad interim, Frey Ludwig Hoffmann von Rumerstein, convocará el Consejo Pleno de Estado, órgano elector formado por una representación internacional de los miembros de la Orden, que se reunirá en el Palacio Magistral de la Orden en Roma.