martes, 7 de febrero de 2017

Carta de Frey Ludwig Hoffmann von Rumerstein Lugarteniente ad interim de la Orden de Malta



Excelencias, estimados miembros de la Orden de Malta, estimados voluntarios, empleados, amigos y colaboradores,

El sábado 28 de enero de 2017 por la tarde, el Consejo Soberano ha aceptado la renuncia de Frey Matthew Festing de su cargo de Gran Maestre. Estamos agradecidos a Frey Matthew Festing por su generosa respuesta a la petición de dimisión hecha por el Santo Padre, por el bien de la Orden de Malta, y apreciamos los numerosos y valiosos servicios que ha prestado a la Orden.

También agradecemos profundamente al Santo Padre y al Cardenal secretario de Estado Pietro Parolin su interés y su apoyo a nuestra Orden. Será un placer trabajar con el Delegado que designe el Santo Padre para asesorarnos. Ayudará a cultivar y a inspirar los aspectos religiosos de la Orden, y probablemente a identificar las reformas necesarias tras las próximas elecciones. Damos las gracias al Santo Padre por todas sus decisiones, tomadas con prudencia y con respeto por la Orden, con el objetivo de reforzar nuestra soberanía. En ésta y cualquier otra cuestión, nunca dejaremos de ser leales al Papa. Agradecemos su labor a los miembros del grupo nombrado por el Santo Padre, que durante estas últimas semanas han cumplido diligentemente con su labor de asesorar a Su Santidad con integridad y honestidad.

Como Lugarteniente ad interim, en virtud del artículo 17 apartado 1 de nuestra Constitución, estoy ahora a cargo de la dirección de la Orden, junto al Consejo Soberano. Con el Consejo Soberano, convocaré próximamente el Consejo Pleno de Estado.

He anulado los decretos de medidas disciplinarias contra Albrecht Boeselager y su suspensión como miembro de la Orden. Retomará sus funciones como Gran Canciller con efecto inmediato. No existe base alguna que fundamente una acusación contra él, y quisiera felicitarle por haber insistido respetuosamente en una adecuada aplicación de nuestra Constitución y nuestro Código.

Pedimos a todos ustedes que trabajen juntos en unidad, que se concentren en la realización de nuestra misión de tuitio fidei et obsequium pauperum. Contamos con su buena voluntad para mirar al futuro y construir una Orden aún más fuerte, que obre por paliar las necesidades materiales y espirituales del mundo. Estamos profundamente agradecidos a todos los que, que cada día, incesantemente, realizan esta labor. Sabemos que para muchos de ustedes en el Gran Magisterio y en todo el mundo estas últimas seis semanas han sido difíciles. Les agradezco su lealtad a la Orden durante este periodo.

Junto con las personas que me acompañan en el gobierno de la Orden, les pido que nos asistan con sus oraciones; que el Espíritu Santo nos guíe en nuestras decisiones en las próximas elecciones y en el futuro.

Frey Ludwig Hoffmann von Rumerstein
Lugarteniente ad interim